sábado, 14 de marzo de 2009

OIR, VER Y CAMBIAR


Después de una de mis peores semanas en lo que va de año, he vuelto. Sé que me habéis echado de menos, sobre todo por las visitas a vuestros blogs (que no han sido muchas), pero hoy estoy aquí de nuevo.


Llevo toda la semana intentando escribir algo coherente, algo con pies y cabeza, algo que (como siempre) salga de mí y me haga sentir bien cuando lo releo, pero esta semana no ha sido así, la cosa no ha sido tan fácil, porque esta semana estoy de bajón, decaído, triste, apocado, “choff”.


Todo me ha salido mal, me he cabreado con mis padres, con mi hermana, con mi amigo, incluso conmigo mismo, porque estoy insoportable a más no poder. Pero hoy la cosa ha cambiado, como si de un milagro se tratara, hoy me han transmitido una paz, un sosiego y una serenidad que hacía mucho tiempo que no tenía.


Todo ha comenzado porque esta noche mi tío me ha llevado a la Iglesia, (no, la Iglesia no es ningún pub de moda, ni siquiera es un garito para salir de fiesta) me refiero a la Iglesia en el sentido cristiano, a esa a la que la gente va/vamos a rezar y a pedir cosas a Dios cuando vemos que nos aprieta el zapato. Pues de ahí he venido hace un rato.


Resulta que me pidió que lo acompañara a escuchar una especie de “catequesis” que daban personas normales, como tú y como yo, que cuentan sus experiencias y muestran a los demás la presencia y las acciones de Dios en sus vidas. Puede sonar a secta o a algo parecido, pero nada más lejos de la realidad.


Aún así, yo no quería ir, porque aunque creo en Dios, hay algunas cosas que no me cuadran, pero al final (por no hacerle el feo a mi tío) lo he acompañado. El caso es que una vez allí simplemente me he dedicado a escuchar, a oír las experiencias que aquellas personas habían pasado, todas las penurias que habían sufrido, todo lo que habían tenido que luchar para seguir adelante y el papel principal que Dios había tenido en sus vidas.


Si habéis leído algo mi blog, ya sabéis que yo no soy el mejor ejemplo de hombre cristiano, entre otras cosas porque no soy practicante. Aún así los testimonios de las personas que han hablado esta noche me han puesto los pelos de punta y han conseguido hacerme un nudo en la garganta.


Quizás no me hayan proporcionado la fe suficiente como para volver a ser un cristiano practicante (porque yo hace unos años lo era), o para empezar un camino en comunión con la Iglesia, pero para mí ha sido una experiencia increíble ver por ejemplo cómo un hombre joven con una enfermedad degenerativa (que acabará en una silla de ruedas) daba gracias a Dios por haberle ayudado a seguir adelante; también he oído cómo una chica de 24 años era feliz en la Iglesia incluso después de haber padecido un cáncer y tener una pierna amputada; incluso me he emocionado de ver cómo una joven madre de 28 años se resignaba y pedía fuerza y valor a Dios porque su niña de menos de un año padece un cáncer terminal…


Yo no sé hasta dónde puede llegar la fe de estas personas (en mi opinión es infinita), ni siquiera sé si están en lo cierto o simplemente se están haciendo sus propios castillos en el aire y buscan respuestas a preguntas incontestables en la Iglesia; lo que sí sé es que después de oír todo lo que he oído y ver lo que he visto por fin hoy me siento bien conmigo mismo.


Me siento bien porque me he dado cuenta de que soy un egoísta, me siento bien por ser como soy, porque no tengo ninguna enfermedad, porque tengo un padre, una madre y una familia que me quieren (aunque a veces no me lo demuestren), me siento bien porque tengo una vida por delante que quiero aprovechar a partir de ahora, me siento bien porque por suerte mi vida no es solo sufrimiento, también hay cosas buenas (aunque a veces yo no las vea, o no las quiera ver), me siento bien porque he tenido momentos de felicidad que han valido muchísimo más que los momentos de pena. Me siento bien porque estoy aquí, ahora, escribiendo estas palabras, porque puedo, porque quiero, porque soy como soy.


Feliz Finde.

14 comentarios:

Susy dijo...

Me alegro de que hayas regresado y que vengas tan positivo.
Hubo un tiempo en el que yo tambien encontré respuestas y "alivio" en la Iglesia.
Pero de eso hace ya mucho tiempo....
Besos

Daisy dijo...

Yo querido nieto no soy creyente...no niego la existencia de Dios, tampoco la afirmo, pero desde luego no creo en la Iglesia con mayusculas.

Sí creo que hay personas con fé y que para ellas eso es positivo. Yo no tengo fé y también soy positiva. Me enseñaron a que me fijara en los que tienen menos no en los que tienen más. Y en todos los aspectos de la vida me fijo en eso...

Y si hay Dios le doy las gracias por tener lo que tengo y si no lo hay le doy las gracias a quien le corresponda.

Sí, te he echado mucho de menos.

Espero tu visita aunque no te guste mi blog que empieza...con el tiempo espero que te guste.

Besucos

aweli

nena dijo...

Debo decirte que si esas "catequesis" son las que yo creo que son, suelen ayudar mucho (x experiencia). Puede resultar triste encontrar el consuelo propio al ver las desgracias de los demás, pero yo creo que en ocasiones necesitamos ese chorro de humildad para ver lo absurdas que son las preocupaciones que nos ahogan. Me ha encantado leer tus palabras, de verdad.

Libelula dijo...

Zolditar...hay semanas buenas, semanas malas...pero son eso semanas...o días y después todo vuelve a su sitio...mira el vaso medio lleno porfa...si el ir a la iglesia te ha valido...me alegro por ti...cada uno debe encontrar su manera de darse cuenta de todo lo que tiene y no valora...tu tienes suerte ya te lo he dicho muchas veces...asi que haz el favor, de tomartelo todo con mas filosofía y vivir...aprende a reirte hasta de los malos momentos un poquito...asi es más fácil..pq te aseguro q si tu quieres q una situación te afecte mucho lo hará...lo que yo digo siempre...relativizar...

Besitos de pizza...

Vivian dijo...

Hola Zoldar!
Realmente no soy muy devota a la iglesia. Como Daisy, no niego la existencia de Dios, pero tampoco la afirmo, así que rescataré lo principal de esta vivencia; que tú estás mejor de ánimo.
¿Sabes qué? Esto es una mala racha, hoy te parece que ha sido la peor semana que has vivido, y con el tiempo dirás lo mismo ante otra situación… ¡Es la vida!
Pero piensa que todo pasa. ¿Sabes cuántas veces pasé por lo mismo? ¿Te las cuento? Pufff….Y todo pasó, y hoy estoy bien, y mañana… ¡No sé! (Y no quiero saberlo, si es feo claro está, no es cuestión de que me digan que me voy a sacar el premio mayor de la lotería, o que voy a casarme con Kimi Raikkonen)
Igual, mi ya querido Zoldar, el recuento es muy bonito; puedes sentirte bien cuando lo releas.
Me gustaba la otra canción. ¿Había otra no?
Ahora te dejo, pero antes te mando un abrazo con cariño. (Continúo dócil, nada de plasss)

Vivian dijo...

Me arrepentí...Plasss-Plasss

Estela dijo...

Me gusta mucho poder leer este post tuyo... me alegra saber que te sientes mucho mejor y lo mejor de todo es que puedo enterderte perfectamente, un beso niño travieso t'estimo....muak....

tetealca dijo...

Todos los humanos solemos mirar hacia arriba y a los lados cuando nos encontramos en verdaderos apuros, buscando un ser superior o algo que nos ayude. pero eso no creo que sea creer en dios o ser creyente, simplemente es estar desesperado. Pero si es cierto que el enfrentarnos a esas realidades nos hace relativizar nuestros problemas y consolarnos como bien explicas en tu magnifica reflexión. De una forma u otra lo importante es que estas de vuelta y seguro que de esta experiencia has aprendido mucho. Me alegro mucho.
Un abrazo y ánimo para seguir adelante.

Isi dijo...

No creo que seamos egoistas por no saber valorar lo que tenemos...eso es algo que siempre me ha sentado fatal cuando me lo han dicho...porque a cada uno le duele lo suyo.

Yo no creo en Dios y mucho menos en la iglesia, claro, pero he de reconocer la labor que hace la fe en las personas que la tienen, es increíble. Hay veces que incluso a mi me gustaría creer para poder agarrarme a algo.

Un beso y me alegra leer que estás mejor.

ZOLDAR dijo...

Susy: sí, he vuelto mejorado, jajaja, soy la nueva versión de Zoldar (aunque no aguantaré mucho así, ya te lo advierto) :P

Daisy: yo creo pero no tengo mucha fe, el caso es que me dan envidia las personas que son felices teniendo fe, y me gustaría tenerla, pero como eso ni se compra ni se vende... pues me quedaré igual que estoy. 1 beso weli.

Nena: Vaya, veo que has vuelto, jejeje, pues yo tb creo que nos hace falta ese chorro de humildad de vez en cuando para seguir adelante. 1 beso (en la mejilla) :P

Libelula: No te preocupes que ya estoy poniendo en práctica lo de relativizar (soy el nuevo Einstein con mi propia teoría de la Relatividad). En cuanto a lo de reirme de todo, ya lo hago, si no... no seguiría aquí. Besos rojos (pasión).

Vivian: gracias por los dos aplausos, con uno solo no me llegaba para nada, jajaja. Muchas gracias por pasearte por mis Promesas, (que aunque no valen nada, a mí me están valiendo de mucho), jejeje. 1 besito bicheja.

Estela: esta semana leí tu post pero no sabía qué ponerte, por eso no te he comentado nada. Eres una niña mala, pero en el fondo tienes un corazón enorme (puñetera), jejeje. 1 besito y ánimo que tú puedes.

Tetealca: claro que estoy de vuelta y además como tú dices he aprendido mucho, (de todas formas, solo he faltado una semanita). La semana que viene (si no recuerdo mal, nos veremos). 1 abrazo Sr. Hitchcock.

Isi: mira que solo he faltado una semana, pero eres de las que más he echado de menos, porque como me río mucho contigo (con tu blog, mejor dicho), me hacías falta. 1 besito y gracias por tu visita :P

Jose dijo...

Hola zoldar, después de haber tenido de nuevo problemas con Blogger, por fin parace que estoy de nuevo en la onda.

Te leo todos los días pero es que estoy cansado de currar poco inspirado, me dedico a leer en las paradas de taxi, un libro que me regaló Susy que se titula "La buena vida" de Alex de...la iglesia?? creo que sí.

He leído tu post tres veces, y he de decirte que aunque no soy beato para nada, sí que la iglesia me aporta paz y buenos consejos, aunque hay que saber dosificarlos e interpretarlos cada uno a su "bola".

Bueno, un abrazo Zoldar.

Alegría!!!!

P. D. Con los padres hay que tener mucha paciencia... Pero que muxa muxa... jajajaj

Jose dijo...

ALEX ROVIRA. PAREZCO TONTO

jordicine dijo...

Yo también me alegro de tu retorno. Y encontrar respuestas te aseguro que no es fácil. No te precupes más de lo necesario. Un abrazo, amigo.

Isi dijo...

Gracias a ti por leerme y estar ahí!!

Me piro de puente y hasta el lunes no vuelvo...así que, pásalo bien y sigue soñando porque "la vida es corta, pero si no sueñas, se hace largísima" (mi frase preferida).

Besos obesos!