jueves, 18 de diciembre de 2008

¿NOS SENTAMOS O NOS SENTIMOS?

Casualidades de la vida. Resulta que hace unas horas he pasado por el blog de mi “amigo” Tetealca y he leído algunos comentarios suyos sobre la sensibilidad, la capacidad para emocionarse, el sentir que tu corazón se hace más y más pequeño… no sé, un montón de cosas interesantes sobre sensaciones y sentimientos.

El caso es que le he dejado en los comentarios una “réplica” en la que más o menos venía a decir que si yo pudiera elegir entre ser una persona sensible y una persona fría y sin sentimientos, elegiría esta segunda opción, porque ser sensible te hace más humano, más “persona”, pero no serlo seguro que me quitaría muchos calentamientos de cabeza, siempre sufriendo, siempre pensando en cómo ayudar a los demás, etc.

Además, en este mundo en el que vivimos, lleno de prejuicios y dobles morales, todos vemos bien que una chica sea sensible, sentimental, etc., porque la sociedad se ha creado el “arquetipo” de que así es como se supone que deben de ser, mientras que cuando un chico es sensible, siempre se tiende a pensar en chicos débiles, frágiles y afeminados.

(Más o menos ese ha sido mi razonamiento en mi comentario a su entrada).

Pues bien, resulta que hace tan solo unos minutos acabo de visitar el blog de mi “amigo” (online) Funcionario’s Blog y he visto un vídeo que me ha hecho cambiar de opinión radicalmente.



Definitivamente prefiero ser un tío sensible (o hipersensible en su defecto), prefiero emocionarme antes que ser un témpano de hielo, prefiero llorar a mostrar mi indiferencia, prefiero tener que respirar hondo y soltar un suspiro antes que llegar a no sentir nada por nadie (ni por nada).

Después de ver el vídeo y de sentir que mi corazón cabía en un puño, y de ver cómo casi se me saltan las lágrimas por el coraje y por las ganas de vivir de la abuelita que se echa a su niño al hombro para poder sacarlo de su casa y pasearlo, después de todo esto me he dado cuenta de que no soy el ombligo del mundo, de que las cosas no empiezan ni acaban en mí. Bien es cierto que no puedo dedicarme a sufrir siempre por los demás, pero tampoco podría ser de piedra, siempre hierático e impasible, firme y duro contra viento y marea… No. Yo no podría con todo eso, simplemente porque YO NO SOY ASÍ, y desde hace un momento… tampoco quiero serlo.

10 comentarios:

Funcionario's blog dijo...

Recuerdo, del libro de "El Profeta", de Jalil Gibran Jalil que, sobre los hijos, decía: "Los hijos no son tus hijos, son los hijos de la Vida".

Pues eso, ese vídeo no es mio, es hijo de la Vida, y todos estamos vivos.

Tú post me ha emocionado. También muchas veces he pensado en ser una persona fría, egoísta (o, más bien, ególatra) y calculadora pero, como a ti, querido Zoldar, me pasa lo mismo.

No puedo... y no quiero. Gracias por tu magnífico post; espero que tenga el máximo de difusión.

tetealca dijo...

El que es sensible no debe ni puede evitarlo. Es un regalo de la naturaleza.
La pena es que la mayoria de los politicos no sean un poco más sensibles y en vez de preocuparse por enriquecerse, se preocupen más por situciones como las del video, por ayudar a esas familias y que una anciana no tenga que hacer ese esfuerzo sobrehumano.
Muy buen post, me ha impactado a pesar de estar acostumbrado y me alegro de tu cambio de postura u opinión.

Funcionario's blog dijo...

Oye, pues las cosas las saco de aquí y de allí. A veces me llegan las cosas por los amigos, otras las encuentro por Google, otras en Youtube tras comerme 20 ó 30 vídeos...

Es cuestión de dedicarle horas. Feliz navidad y feliz año nuevo

jordicine dijo...

Te he leído a tí y a Tetealca. Yo me apunto a la sensibilidad... con todas las consecuencias. Un abrazo.

Mañana os cuento dijo...

Me ha gustado mucho entrar y leerte.

Me emociona tu sensibilidad y tu forma de ser. Que absurdas son las etiquetas que nos colocan al nacer a hombres y a mujeres.

Siempre preferí un hombre sensible, no tendría nada de que hablar con uno que no lo fuera.

Estela dijo...

SENSIBLE (^.^) que maravilloso saber que un hombre como tu pueda reconocer ese sentimiento... me quito el sombrero ante ti... un beso niño bueno muak...

Sonia Alonso Pérez dijo...

Zoldar a mi me encanta que haya hombres como tu. Creo que no debemos generalizar, yo conozoco mujeres que a veces envidio,que son duras e insensibles. Pero siempre lo pienso: yo quiero ser asi, y mi gente la que de verdad me quiere tambien le gusta que lo sea.
A los demas, lo que hablamos siempre, simplemente que les den.
Bicossssssssssss

Esther dijo...

Ser como uno es, es el 80% de la felicidad

diego dijo...

Zoldar, la sensibilidad es una de las características que diferencian a las personas de los animales (por eso hay tantas personas que no se diferencian de los animales...) Debemos dejarla fluir, aunque a veces se desborde.

Mamarracho dijo...

Concuerdo en eso de que nos ahorraríamos miles de cosas siendo fríos y sin sentimientos, pero creo que sería una vida tan simple, tan aburrida..., no sé el ser humano necesita drama para vivir no crees? hahaha