lunes, 15 de diciembre de 2008

SIGO AQUÍ (segunda parte)


ME BASTA ASÍ

Si yo fuese Dios
y tuviese el secreto,
haría un ser exacto a ti;
lo probaría
(a la manera de los panaderos
cuando prueban el pan, es decir:
con la boca),
y si ese sabor fuese
igual al tuyo, o sea
tu mismo olor, y tu manera
de sonreír,
y de guardar silencio,
y de estrechar mi mano estrictamente,
y de besarnos sin hacernos daño
—de esto sí estoy seguro: pongo
tanta atención cuando te beso—;
entonces,

si yo fuese Dios,
podría repetirte y repetirte,
siempre la misma y siempre diferente,
sin cansarme jamás del juego idéntico,
sin desdeñar tampoco la que fuiste
por la que ibas a ser dentro de nada;
ya no sé si me explico, pero quiero
aclarar que si yo fuese
Dios, haría
lo posible por ser Ángel González
para quererte tal como te quiero,
para aguardar con calma
a que te crees tú misma cada día
a que sorprendas todas las mañanas
la luz recién nacida con tu propia
luz, y corras
la cortina impalpable que separa
el sueño de la vida,
resucitándome con tu palabra,
Lázaro alegre,
yo,
mojado todavía
de sombras y pereza,
sorprendido y absorto
en la contemplación de todo aquello
que, en unión de mí mismo,
recuperas y salvas, mueves, dejas
abandonado cuando —luego— callas...
(Escucho tu silencio.
Oigo
constelaciones: existes.
Creo en ti.
Eres.
Me basta).

El poema es de mi poeta favorito: Ángel González.

Cómo me hubiera gustado poder decir estas palabras alguna vez (o al menos algunas parecidas), cómo me hubiera gustado sentir eso que llaman amor, que muchos sienten y que muy pocos valoran. En cambio no, a mí no me ha tocado vivir eso. Posiblemente sea porque ni siquiera me he molestado en sentir, yo sólo me he preocupado en pensar, y ahora estoy sufriendo las consecuencias (para bien o para mal).


26 años, dos carreras universitarias, una oposición aprobada (sin plaza) y un vacío en mi interior con el que podría llenar (vaya paradoja) varios campos de fútbol. Ese vacío son los huecos que me faltan por llenar, que me faltan por vivir; oportunidades y posibilidades que voy “dejando de lado” para “mañana”, pero sin saber si volverán a pasar por delante de mí para poder aprovecharlas.


Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa, por no saber querer, por no saber dejar que me quieran, por ser egoísta con los demás y conmigo mismo. Por eso y por tantos y tantos miedos que te acaban haciendo pequeño, muy pequeño. Nunca un chico con 1’90 metros de altura se sintió tan pequeño como yo he llegado a sentirme.


Pero no te equivoques, esto que siento no es tristeza, ni autocompasión, ni nada parecido, lo que ahora siento es rabia, mucha rabia por haber tardado tanto tiempo en darme cuenta de que la vida no es solamente estudiar y luchar por unos estudios, por un trabajo, por ser alguien en la vida.... porque si sólo ves eso, te pierdes muchísimas cosas.


Mi amigo suele decirme algo así como: “No dejes que los árboles te impidan ver el bosque”, pues algo así me pasa a mí, que estoy tan ciego esperando a que llegue algo en mi vida para devolverme las ganas de vivir, que no me doy cuenta de que lo que estoy viviendo es también parte de mi vida y lo estoy dejando pasar sin aprovechar cada momento.


Quizás no sea demasiado tarde, quizás aún haya tiempo de enmendar algunos errores, quizás la vida siga... quizás valga la pena seguir adelante, simplemente por ver qué es lo que viene después.


P.D. Si creías haberme ganado, lo siento, porque... SIGO AQUÍ... y ahora prepárate porque me toca a mí mover ficha y.... esta vez voy a luchar por ganar.



12 comentarios:

Funcionario's blog dijo...

Hola, campeón.

Por cierto, genial la serie "Padre de familia", y genial el toque que le dan Stewie y Brian, el perro.

Oye, me he sentido muy identificado con tus palabras y, por qué no decirlo, con el poema.

Muchas gracias por el mensaje que me has dejado en el blog, que me ha gustado mucho.

Menos mal que sólo es 1 mes, y el año que viene se acabó.

Pues eso, en favoritos ya.

tetealca dijo...

La vida es muy larga, aunque a veces no lo parezca, y hay tiempo de sobra para enmendar si sabemos lo que hay que enmendar, y tu parece que lo sabes. No es nada malo ese sentimiento de rábia. Adelanteeeeeeeeeeee.
Un abrazo.

Sonia Alonso Pérez dijo...

Zoldar eres muy joven, tienes toda la vida por delante. Y ya sabes lo que no te gusta y lo que te hace sufrir.
El corazon tiene memoria, o el alma, no se , el caso es que el recuerdo te saltará como un resorte para no volver a equivocarte.

Que bien me hablas a mi, pues aplicatelo tu. Perdonate y date una, dos tres o mil oportunidades a ti mismo que eres lo mejor que tienes.

Besos

Sonia Alonso Pérez dijo...

Por cierto me ha encantado el poema. Me hubiese encantado que alguien me lo hubiese escrito
sniffffff

JoPo dijo...

te contesto a tus comentes.

a mi tambien me costaba lo de los subtitulos, pero te acostumbras, es mas ganan.
ademas si puedes disfrutar de series y pelis magnificas.
esta en concreto, no resulta dificil de seguir.

Funcionario's blog dijo...

Sí, el de la foto soy yo.

La chica esa que me dices es un sol. Inteligente, simpática y guapa.

Lo que pasa es que: a) Es más mayor que yo y b) Tiene novio desde hace ya la tira de tiempo, así que no hay nada que hacer.

Sigo buscando y esperando. A ver si en la biblioteca acabo conociendo alguna, pero el otro día fui y había un voto de silencio voluntario que no ofrecía muchas esperanzas.

Ya veremos.

Además, las mallorquinas son muy suyas.

mar dijo...

Si me gustó el poema..tus palabras lo superaron..
Por un momento me recordaste tanto a mi...
Pero sabes lo mejor es afrontar la vida como tu lo estas haciendo ahora, llevando la partida y no dejandote vencer jamas..por nada ni por nadie.
Un besito y una estrella.
Mar
Me dejarias publicar este poema algun dia en mi blog??

diego erice dijo...

Zoldar, me quedo con esta frase "quizás valga la pena seguir adelante, simplemente por ver qué es lo que viene después" Sonia te lo ha dicho: eres muy joven. Por eso te quedan muchos cabezos por subir y te aseguro que merece la pena subirlos para ver lo que hay detrás.... y luego seguir subiendo cabezos y mirando detrases. Todo menos quedarte parado. Abrazote.

Alv dijo...

me alegra q de algún modo hayas encontrao mi rincón, bienvenido, haré lo propio y echaré un vistazo a esto, q suena interesante :-) (sí, médico, no era mu difícil, jeje)

ZOLDAR dijo...

Uff cuanta gente por comentar:
Funcionario's blog: gracias por visitarme, y un puntazo tus entradas en el blog, son una pasada.

Tetealca: a tí no te digo nada que eres capaz de creértelo y fliparte.

Sonia: entre lo que dices en tu blog y lo que me dices en el mío... me tienes enamoraísimo. Lástima que no sepa ni siquiera dónde vives. :P

Jopo: lo mismo estas navidades hago un esfuerzo y la veo, pero no te prometo nada...:P

Mar: El poema no es mío, es de Ángel González, mi poeta favorito, ese poema junto con otros dos que publiqué en mis primeras entradas son mis tres poemas favoritos. Cuando quieras lo puedes poner en tu blog, a mí no me importa. Y si lo haces, agradecería que me dieras un toquecillo por aquí. Besos

Diego Erice: de los que visitan mi blog, tú eres de los pocos que consiguen subirme la moral (y eso que a veces mi moral está en el subsuelo) jejeje. Simplemente, gracias.

Alv: o mejor dicho "doctorcito" gracias por venir, cuando quieras te invito a dar un paseo por aquí, aunque a mi no me pasan cosas tan interesantes como a tí.

Mañana os cuento dijo...

Chaval te queda tanta, tanta vida por delante...

Tienes tanto que dar y tanto para dar... Deja que la vida fluya y abre tu corazon como lo estás haciendo ahora... todo llegará.

Eres maravilloso aunque no te hayas dado cuenta.

No está mal lo de las dos carreras... hay tiempo para todo. Tiempo para estudiar y tiempo para amar y se pueden hacer las dos cosas juntas.

Pero si alguna vez tienes que elegir, elije siempre amar... es la única manera de ser feliz

Sonia Alonso Pérez dijo...

Zoldar:

no habia leido esto¡
Anda que me he puesto colorada...Que riquiño eres.

Bicos