lunes, 3 de noviembre de 2008

ALGO MÁS QUE RESPIRAR


¿Qué es vivir? ¿Qué es la vida? Son dos preguntas que mucha gente se hace pero que nadie sabría responderlas estando seguro al 100% de que su respuesta es correcta. Porque lo que para unos es vivir, para otros puede no serlo.


Buscando respuesta a estas preguntas eché mano del diccionario. Pensé… ¿cómo podrán definir lo que es la vida o lo que es vivir los académicos de la RAE? Y ellos, sin complicarse mucho lo definen de la siguiente manera: VIVIR: “tener vida”. VIDA: “Espacio de tiempo que transcurre desde el nacimiento de un animal o un vegetal hasta su muerte”. ¿Eso es vivir? ¿Vivir sólo consiste en nacer y dejar que pase el tiempo? Yo no lo sé, ya he dicho que no sabría dar una respuesta adecuada a estas preguntas, pero lo que sí sé hacer es cuestionar las respuestas que creo que sólo abarcan un pequeño pedazo de lo que en sí es vivir.


Hay una canción que me gusta mucho de “La Fuga” que se titula “No sólo respirar es vivir” y desde el título me encanta, porque creo que vivir es algo más que simplemente respirar, algo más que ver pasar el tiempo. Hay gente que vive muchos años pero en realidad no sabe lo que es vivir, y otros que pese a ser muy jóvenes llevan en sus vivencias la vejez de muchas vidas.


Vivir es respirar, reír, amar, llorar, hablar, callar, sufrir, gritar, luchar… Vivir es simplemente eso… vivir, lo único que hace falta es sentirte vivo, sentir que tus mañanas tienen sentido, que te merece la pena abrir los ojos desperezarte y seguir robando tu parte de aire al mundo con cada respiración.


No sé, no sé lo que es vivir porque ni siquiera sé si yo estoy vivo o estoy esperando a que llegue el genio que duerme en el fondo del alma y me diga “Lázaro, levántate y anda”.

3 comentarios:

tetealca dijo...

Estoy de acuerdo, vivir es algo más que respirar. No somos plantas, ni siquiera animales. Somos humanos y para vivir, tenemos que poner en marcha todos los recursos que nos caracterizan. Pero sobre todo, tenemos que amar la vida, en su esencia. No quedarnos en lo superficial. Y amar la vida es sentirnos emocionados con un día radiante de sol, pero también con la grandiosidad de un día nublado con lluvia intensa.
Leer un buen libro, sentir el aire fresco de la mañana en la cara, escribir una poesía o un relato, una montaña, ardillas en los árboles, una conversación amena, un disgusto, la lluvia en la cara, una buena comida, un buen vino, etc. y un buen rato con amigos, pero esto, no nos equivoquemos, es sólo una parte.

Hay que amar la vida para poder vivir.
Hay que no temer la soledad para disfrutar de ella.

Cada vez me gusta más tu blog.
Un abrazo.

ZOLDAR dijo...

Hay muchas cosas de las que dices ahí que todavía no las he probado, quizá por eso, merezca la pena seguir buscando (como en los premios de los bollycaos).

Gracias por entrar en mi casa y dejar tus comentarios. Haces que esto sea más interesante.

Opositora dijo...

Vivir es sentir. Eso es. Así de sencillo.

Si no sientes, ni siquiera si no sufres, aunque hables, no vives.

Vivir es sentir.