viernes, 28 de noviembre de 2008

¿EL TAMAÑO ES LO DE MENOS?



Hay muchas, muchísimas cosas que me da corte reconocer, pero claro, cuando todos (y todas) te dan la vara con el mismo tema, es porque tiene que ser verdad, así que… “Lo reconozco, la tengo pequeña”. La verdad es que nunca me había fijado en eso, me he mirado cientos y cientos de veces al espejo y nunca me había dado cuenta.

A decir verdad llevo 26 años conviviendo con todas y cada una de las partes de mi cuerpo, y yo nunca hubiera dicho que la tengo pequeña, aún así, hace unos meses una “amiga” me dijo: “tío, para lo grande que eres, la tienes un poco chica, ¿no?” y claro, en ese momento me ruboricé, bueno, eso de ruborizarme es ser demasiado bueno conmigo, me puse más colorado que una plantación de amapolas, y me quedé sin saber qué decir.

Aún así pasé del tema, total, si sólo era una opinión de una estúpida chica que posiblemente no volveré a ver en la vida. Pero empecé a preocuparme unos días más tarde, cuando mi madre entró en el baño mientras me vestía después de ducharme y me soltó a bocajarro: “¿Sabes? Ahora que me fijo, tu amiga tenía razón; ‘la tienes un poco pequeña, pero no te preocupes, será cosa de la genética porque tu padre la tiene igual que tú, ¿no te habías fijado?”.

En ese momento yo ya no sabía qué hacer ni qué decir, mi propia madre reconocía que yo la tenía más pequeña de lo normal, ¡Por Dios! ¿Se puede caer más bajo? Y lo mejor de todo es que intentaba consolarme diciéndome que mi padre también la tenía así, ¡vaya mierda de consuelo y vaya putada eso de la genética!

El caso es que la semana pasada, después del partido con los colegas del fin de semana, me fijé mucho en cómo la tenían los demás, y algunos la tenían más grande, otros más… gordita, pero en general yo no veía tanta diferencia. Aún así (y siguiendo el consejo de una amiga) me he afeitado hasta el último pelo que tenía alrededor para que pareciera más grande de lo que es, pero no lo ha notado nadie, y mira que me he esforzado en que se fijen en mi "nuevo look", pero nadie me ha dicho nada.

En fin, que mi desesperación es tan grande que al final he decidido operarme. Esta mañana he llamado a los de Corporación Dermoestética, que según la Anne Igartiburu son los mejores, y si ella lo dice… es que es verdad (por algo le ofrecen presentar casi todos los programas de Televisión Española).

Resumiendo, que le he contado a la chica de la clínica mi problema de… “tamaño” y después de partirse de risa en mis morros me ha dicho: “no te preocupes, que con un poco de silicona en los labios y un par de cortecitos en las comisuras, cuando salgas de aquí, ya no tendrás una boca pequeña y podrás lucir la sonrisa más bonita del mundo”.



P.D. Las cosas no siempre son lo que parecen. (Dedicado con cariño para mi amigo J.M.R.A.) jejejejeje.

10 comentarios:

tetealca dijo...

Reconozco que estaba totalmente despistado y que las cosas a veces no son lo que parecen y tambiém he cogido la indirecta.
De todas formas me ha gustado.
Un abrazo.

JoPo dijo...

me has pillado!!!
yo tambien pensaba en "otra cosa·

y te iba a decir ke lo importante no es la mecha si no la dinamita

pero naaa

diego erice dijo...

Muy bueno, Zoldar. El texto, el final... y la foto de la pistolilla. Realmente todos nos hemos preguntado alguna vez si la teníamos pequeña. Yo comprobé que sí un día que, en la duda, me dediqué a compararme con la gente que había en el vestuario de la piscina. Había de todos los tamaños, pero digamos que el 80% superaban a la mía. Tendré que ir a la Corporación Dermoestética, estoy harto de tomarme la sopa con pajita.

Opositora dijo...

Jajajaja qué buena la historia.

Ya estaba yo emocionada con tu brutal sinceridad...lo hubiera admirado igual y hubiera terminado diciéndote lo que pienso sobre el tamaño...pero ahora te fastidias, ea.jejeje

Un besote!

Opositora dijo...

Por si no te avisas por correo, te he escrito en todas las entradas un comentario.

Me ha encantado pasearme por aqui.

¡Un besazo!

Félix dijo...

Pues sí, debe ser que el tamaño no es lo importante. Lo peor es que te lo digan.

Enhorabuena. Sabes sacarle punta a las cosas. Me he reído mucho y prometo volver.

Gracias por visitar mi blog.

ZOLDAR dijo...

Tetealca: Gracias por despedirte con un abrazo, la verdad es que últimamente estoy muy necesitado de abrazos (aunque sean online). Sabes que lo mio no son las muestras de cariño, pero a veces hubiera matado por recibir un abrazo sin preguntas, sobre todo últimamente. (Por cierto, que sepas que negaré haber reconocido esto).

JoPo: Gracias por entrar por mi pequeño espacio y enhorabuena por el bebé (si no me equivoco el de la foto es Unai, no?). Aunque ya no tengas vacaciones, disfrútalo al máximo, que si no luego te arrepentirás.

Diego: Cuando quieras nos las medimos a ver quién la tiene más pequeña, jejejejeje, (no es por nada pero seguro que tú la tienes más chica) jijiji. Gracias por tu visita.

Opositora: Me has dejado intrigado con tu opinión sobre el tamaño... anda, dime algo, además, eres la única chica que me ha dejado un comentario y tu opinión es muy importante (así sabré a qué atenerme) jejeje. Y gracias por el besote, hacía mucho tiempo que no me besaba nadie (como la tengo pequeña...).

jordicine dijo...

Ja ja ja. Ya decía yo que tanta sinceridad no era normal! Has mantenido la intriga hasta el final. Bravo!

Opositora dijo...

Cuando hables de otros tamaño, igual te lo digo,jajajajaja

Opositora dijo...

Con todos los comentarios que te dejé me da para hacerme un par de entradas en el blog, asi que más vale que los hayas leido, el jueves me leo el siguiente y los nuevos que haya, los miércoles no existe en la blogosfera, ni en el mundo virtual en general.

Otro besote grandote!