sábado, 6 de diciembre de 2008

YO ME LO GUISO Y YO ME LO COMO

Hoy la cosa va del famosísimo y conocidísimo Rorschach. ¿Cómo? ¿Que no conocéis a Rorschach? No puede ser. Seguro que os suena, pero ahora mismo no caéis en quién es. Pero bueno, ya veréis cómo acabamos recordándolo. A ver, Rorschach es el famoso psicólogo que se inventó aquello de las láminas con dibujos abstractos para determinar la personalidad de los pacientes, ¿Ahora os suena? Seguro que habéis visto infinidad de películas en las que aparecen esas láminas, pues bien, hoy soy yo el que quiere hacer un "experimento".

¿QUÉ VEIS AQUÍ?


Yo aquí veo claramente una máscara de El coyote (ese que persigue al Correcaminos).


En esta lámina veo dos arlequines dándose la espalda mutuamente.

Aquí veo dos iguanas trepando por un árbol.

En esta imagen veo dos delfines haciendo ouija.

Esto es una planta carnívora hundida en las profundidades del mar.

Uff, la cosa se complica, aquí veo una mujer de rodillas pidiendo perdón.

Ésta está clara, aquí veo una especie en extinción. ¿Qué? ¿Que no? ¿Vosotros qué veis? En la imagen se ve claramente cómo un CHICO alto, guapo, simpático, con los ojos azules y el pelo liso cruza por un paso de cebra. ¿No me digáis que no veis todo eso? Pues seréis los únicos porque resulta que en algunos Ayuntamientos de España han decidido sustituir las tradicionales señales de tráfico porque según algunas asociaciones feministas: "hay que buscar la paridad fiminizando la mitad de las señales de tráfico de los municipios porque sólo aparecen hombres en ellas".

Y digo yo: "¿Se puede ser más zopenco/a? ¿Cómo se puede buscar la paridad en una señal de tráfico? ¿Alguien me puede decir de dónde se sacan las estas feministas que el icono (porque el dibujito de las señales es un icono) es claramente un tío? Si es lo más asexuado que existe en el mundo: dos palos que hacen las piernas, dos palos los brazos, un palo el tronco y una bola la cabeza, no tiene pelo, no tiene ojos, no tiene nada de nada, y por no tener no tiene ni sexo (que bastante desgracia tiene el pobre icono por no poder tener iconitos).

Pues bien, los lumbreras de ciertos Ayuntamientos han decidido sustituir la mitad de los iconos de las señales por las siguientes iconas:


Vaya cambio, esto sí que es feminidad, esas curvas, esa caída de hombros, esa falda sacada directamente de la Pasarela Cibeles y esa coleta que haría perder la cabeza a cualquier icono macho.

Si es que de donde no hay, no se puede sacar.

En fin, yo me rindo, porque donde yo veo unas cosas, otras personas (feministas o no feministas) ven otras, donde yo veo una iguana trepando, hay quien ve margaritas en el monte y donde yo veo un icono totalmente neutro, hay quien ve machismo puro y duro.


Yo creo en la igualdad de género y en la igualdad de oportunidades, pero que la gilipollez de ciertas personas llegue hasta este punto, me parece más una niñería que una lucha por esos valores de igualdad.

P.D. Si por casualidad entra algún psicólogo/psiquiatra por aquí y quiere analizar mi personalidad a través de las láminas de Rorschach, está totalmente autorizado a ello. Y si no eres psicólogo ni psiquiatra y quieres analizarme de todas formas, también te dejo, jejeje.

P.P.D. Si eres chica y no eres psicóloga, ni psiquiatra, ni quieres analizar mi personalidad pero estás interesada en "analizarme" en vivo y en directo, DEJA TU DIRECCIÓN Y TU NÚMERO DE TELÉFONO. (Es que las páginas de contactos están muy caras, y hacerme publicidad aquí me sale más barato) jajajajajajaja.

6 comentarios:

diego erice dijo...

Yo veo:

1 Coyote riéndose de mí.
2 Dos tíos esperando en la parada del autobús (el de la izquierda parece que lleva más tiempo esperando)
3 Dos camaleones trepando por dos chopos (aquí arriesgo más que tú, tú simplemente dices “árboles”).
4 Una chinita delante del sol naciente (o poniente, tengo mis dudas…)
5 Tres funambulistas con sombreros raros pasando sobre un cable.
6 El cartero trayéndome de rodillas mi correspondencia.

En cuanto a los pasos de peatones y peatonas, yo creo que para evitar susceptibilidades entre los feministas y las feministas más extremados y extremadas, habría que diseñar unas señales que incluyeran ambos iconos. Por ejemplo, la figura masculina delante y la femenina detrás, aunque ello también conllevaría las protestas de los recalcitrantes y las recalcitrantas - ¿Por qué él delante y ella detrás? – dirían. Quizás la solución sería diseñar dos señales: una con él delante y ella detrás para colocar los días pares, y otra con ella delante y él detrás para los días impares. Parece una chorrada, pero efectivamente lo es.

Estela dijo...

O-O

jordicine dijo...

Pues veo que tienes mucha imaginación. Eso es bueno. Ja ja ja. Me lo he pasado muy bien. Suerte que no soy psiquiatra! Un abrazo.

Esther dijo...

Pues yo soy mujer y lo de preocuparse de ponerle coletas a la señales de trafico me parece una gilipollez como la catedral de burgos... con la de cosas importantes que hay por hacer... ahora solo falta que se ofendan las mujeres de pelo corto o los hombres de pelo largo... o que sea obligatorio recogerse el pelo pa cruzar la calle !!!

ZOLDAR dijo...

Hola Diego, la verdad es que si me fijo bien, puedo llegar a ver lo mismo que tú en las láminas. ¿Estaremos los dos igual de mal de la cabeza? jejejeje

Estela: 0-0 = ??? (Pues así me he quedado yo). Jajajajaja

Jordicine: menos mal que no eres psiquiatra, porque sólo me faltaba acabar en el manicomio.

Esther: es que seas hombre o mujer, lo de las señales me pareció muy heavy. Eso ni es feminismo ni es nada, son ganas de montar dar el follón.
Besitos...

Funcionario's blog dijo...

Oye, hoy tengo trabajo, pero me tengo que pasar más por aquí, porque no veas cómo me he reído con esto de las láminas de Rorsasch (luego te digo lo que veo).

Por cierto, ¿cómo puede ser que no te des cuenta que ese icono es un hombre? Yo diría que es Nacho Vidal, por el pedazo de palote que se le intuye entre las piernas.

Igual es que a las feministas les jode que no se marque la celulitis que ellas tienen en estas señales. Pues nada, que se pongan a hacer deporte.